Boletin Electronico

Suscribase a nuestro boletín Electrónico
Gracias en breve recibirás noticias nuestras

galleta13

¿Qué estamos haciendo para mejorar nuestra vida? 



 

 POCOYÓ

 

Gran parte de los seres humanos ante situaciones adversas culpan a las circunstancias por lo que les ocurre; de esa manera adoptan una posición cómoda y ya no hacen esfuerzos para cambiar su situación.

Florence Nightingale decía “no importa lo que el destino nos hace, lo importante es lo que nosotros le hacemos al destino”; para cambiar las circunstancias y por lo tanto cambiar nuestro destino, tomemos decisiones que nos lleven a modificar las circunstancias.

Aprendamos de los seres humanos que han dejado huella y han trascendido porque ante circunstancias adversas, en lugar de quejarse o de culpar a alguien y dejar la solución en manos de ese alguien, tomaron decisiones que transformaron su vida.

Bony Consolo, Mahatma Gandhi y Viktor Frankl, son ejemplos de personas que, ante situaciones adversas, convirtieron sus obstáculos en plataformas de lanzamiento y se lanzaron hacia adelante para enfrentar su destino y hacerse dueños y responsables de su vida y de su felicidad.

Personas como éstas, nos demuestran que no son las circunstancias sino las decisiones que tomamos en esas circunstancias, las que provocan el éxito o el fracaso en nuestra vida.

¿Qué haces ante situaciones desagradables?, ¿qué tipo de decisiones tomas?

Una excelente ayuda, para no dejarnos llevar por la negatividad de las circunstancias difíciles, es estar convencidos de lo que somos y de lo que valemos: hacernos conscientes de nuestros dones, cualidades y talentos y tener clara nuestra misión personal como medio de alcanzar una visión positivamente ambiciosa.

Al concientizarnos de lo que somos, nos veremos cómo alguien especial, un ser único muy valioso y con objetivos elevados; con esta autoimagen habrá cosas que ya no permitiremos que nos hagan los demás y en cambio especificaremos que queremos de la vida y como queremos que sean nuestras relaciones interpersonales.

Ya que nuestras acciones habituales le dan forma a nuestro destino, si queremos cambiar y hacernos dueños de nuestro destino tenemos que cambiar nuestras acciones habituales.

¿Cómo cambiar nuestras acciones?: cambiando lo que antecede a las acciones.

¿Qué antecede a las acciones?: las decisiones.

Si queremos estar permanentemente alcanzando una estrella, necesitamos tomar decisiones comprometidas que transformen nuestra vida y conviertan nuestros sueños en realidad.

Hay decisiones cotidianas que impactan significativamente nuestra vida y que sin embargo las tomamos de una manera rutinaria, estas decisiones controlan nuestra vida y determinan nuestro destino, por lo que es necesario que nos hagamos conscientes de cómo las tomamos.

Estas decisiones son:

a) Relacionado con mis pensamientos: ¿en qué fijo mi atención? ¿qué pienso?

b) Relacionado con mis sentimientos: ¿qué significan las circunstancias para mí?, ¿qué siento?

c) Relacionado con mis acciones: ¿qué estoy haciendo para llegar a mis objetivos? ¿qué hago?

Por eso es indispensable preguntarnos a cada momento:

a) ¿qué estoy pensando?

b) ¿qué estoy sintiendo?

c) ¿qué estoy haciendo?

Tomar decisiones trascendentes consiste en hacer un compromiso con uno mismo para lograr:

a) ser: qué carácter quiero tener, qué clase de persona quiero ser

b) hacer: qué quiero realizar

c) tener: que deseo adquirir (cosas, conocimientos, …)

sin considerar ninguna otra posibilidad.

Para tomar decisiones trascendentes hay que tener una visión a largo plazo de uno mismo en las diferentes áreas de nuestra vida; la visión a largo plazo nos disciplina en la toma de decisiones de cada día, por lo que no importa dónde estamos hoy sino donde queremos estar mañana.

Carecer de una visión a largo plazo, nos hará tomar decisiones incongruentes que nos acarrearán problemas a largo plazo.

¿Tienes una visión a largo plazo?; ¿tienes claramente definido que quieres ser y tener en los próximos diez años?; ¿qué vas a empezar a hacer o a dejar de hacer a partir de hoy que le dé un giro de ciento ochenta grados a tu vida?

 

¡Saludos con galleta para ti!

atentamente: tu amigo Teo

¡¡¡hasta pronto!!!

  

Hoy más que nunca es necesario reconsiderar una de las máximas favoritas de Dale Carnegie "El poco conocido secreto del éxito es el entusiasmo"

En mis cursos y conferencias constantemente le digo a los participantes “échale galleta”

¿A qué me refiero con "echarle galleta"? Es hacer todo todo todo con pasión, con ganas, es entregarse a la vida con todo lo que tenemos 

Recibe de mi parte un afectuoso saludo con mucha galleta

¡Hasta pronto!

Atte. Teo Espinosa

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

celular: 2222387597